TRUCO: ¡De bellota!


Si tienes la suerte de que caiga en tus manos un jamón o una paletilla de bellota, no tires el tocino. Haz lonchas de unos dos milímetros de grosor y congélalas.
Cuando vayas a hacer albóndigas o filetes rusos, pide la carne sólo de ternera y sin nada de grasa. Toma una de las lonchas de tocino y pártela (congelada se parte mejor) muy fina y mézclala con la carne y los ingredientes que le pongas habitualmente.
¡Ya me contarás!