TRUCO: Perejil congelado

Lo más normal hoy en día es no tener a mano perejil fresco.
Personalmente, el que venden seco como condimento no me gusta demasiado, porque pierde gran parte del sabor.
Una cosa que puedes hacer cuando tengas perejil fresco a mano es picarlo muy fino y congelarlo en un recipiente hermético, así lo tendrás siempre disponible.
También lo venden picado y congelado en cajitas de 25 gr. de la marca Frudesa. También ofrecen cebolla y ajo congelados, pero esos ingredientes sí suelen tenerse a mano.
¡Ah! El cilantro también conserva el sabor y propiedades si se congela picado.